miércoles, 24 de julio de 2013

Sin olvidar un oficio artesanal: Las sillas de enea

En un primer momento, mi amiga Tati no estaba segura de dejarme la silla que tenia de enea para arreglarla. La tenia mucho cariño por que era el único recuerdo que le quedaba de su abuela ya que, mirándola, podía recordarla sentada en su silla de enea, haciendo sus labores de costura o simplemente tomando el fresco.
Era plenamente consciente de que necesitaba un arreglillo y finalmente un día apareció con su silla y decidió que había que dejarla como nueva para que durase otros tantos años más. 
Una de las cosas que más me apasionan del mundo de la restauración es aprender oficios artesanales que, tristemente, se están perdiendo poco a poco.
Asi que esta era una oportunidad fastástica para no olvidar esos oficios tan alucinantes y perfectos.
Esta era la silla cuando llegó a mis manos:
La silla había perdido gran parte del barniz como consecuencia del paso de los años y supongo que del uso. El asiento de enea estaba algo dañado, arañado y roto por varias partes, asi que ni me lo pensé un segundo y comencé a quitar todo el asiento.


Una vez deshice todo el asiento, encolé las maderas que estaban sueltas y arreglé algunas tablas que estaban partidas.

Y empecé a decapar toda la silla. La verdad es que el barniz salía muy bien pero el problema es que al tener, en general, tantos detalles, resultaba más complicado eliminarlo. Sólo necesitaba paciencia... y paciencia...
Y no utilicé decapante químico en ningún momento. Todo lo hice con mi rasqueta habitual para decapar y otra más pequeña y poco a poco conseguí eliminar todo el barniz.
Después, con un poco de masilla, tapé todos los agujeritos e imperfecciones que tenia la silla y cuando secó procedí a dar un buen lijado para dejarla lista para barnizar de nuevo.


Elegí un barniz color nogal que sabía que quedaría muy bien con el nuevo asiento de enea.
Empecé a dar la primera mano de barniz diluido, un poco, con disolvente para que hiciese las veces de tapaporos.

 
Una vez secó, normalmente unas 4-6 horas al tacto y unas 18-20 horas para repintar, procedí a dar una segunda mano para dejar la silla lista para comenzar a tejer el asiento con enea.
Al final, el tono final de la silla sería este:

¿Os habeis fijado en las maderas del asiento de la silla?
Antes de empezar con el asiento de enea tuve que hacer un añadido en la madera izquierda del asiento ya que no era igual que la parte derecha y no quedaban simétricos. Fijaos en la foto:
Lo que hice fue cortar un trozo de madera del mismo grosor y empalmarlo con cola para que a la hora de hacer el asiento quedasen los dos lados simétricos y perfectos:
Una vez secó la cola, la silla ya estaba lista para empezar a tejer el asiento.
Primero sumergí la enea en un cubo con agua antes de empezar a trenzarlo.
Comenzando por cualquier esquina de la silla, grapé el inicio de la enea a la madera por la parte de abajo y comencé a pasarla por encima de la madera, como en forma de espiga.
Según la primera foto, primero por la parte trasera y después por la parte izquierda y así con las cuatro esquinas de la silla.


Y así poco a poco iba confeccionado todo el asiento, tensando bien cada vuelta.
 






¡Ah! fijaos en el empalme que hice en la silla antes de empezar a hacer el asiento:


Poco a poco iba tejiendo todo el asiento de la silla. A medida que se iba cerrando el asiento era más complicado tejer ya que la visibilidad era menor y el hueco del centro cada vez era más pequeño y más incómodo para pasar la enea a la hora de tejer.


Una vez terminé de cerrar el asiento, este fue el resultado:

Por último apliqué, con una brocha, aceite de linaza en el asiento para protegerlo y para darle un tono bonito y brillante.



Unos taquitos en las patas para no arañar el suelo :)


Y, ¡¡¡terminada!!!


Me gustó mucho ver la cara de Tati cuando le devolví su silla y, sobre todo, la de su mami. Muy emocionada. Y yo también. 
Una razón más para hacer estas cosas...Mucha satisfacción.
Muy feliz :)

15 comentarios:

  1. Preciosa!! Un gran trabajo!!

    ResponderEliminar
  2. He encontrado tu blog y me ha gustado mucho ¡Te sigo! Me encantaría aprender a restaurar muebles antiguos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga!! Me gusta que te guste :)!!!!
      Si te gusta la restauración hay muchas cosas sencillas que se pueden hacer sólo con un poco de paciencia, de verdad. Un abrazote

      Eliminar
  3. Buen trabajo, y muy bien explicado, gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  4. ¡Buen trabajo! tengo unas sillas de cocina que parecen de enea pero en realidad creo que es papel se deterioran muy rápido aunque son muy bonitas. Siempre les tengo cojines para que no se estropeen pero no puedo disfrutarlas por miedo a que se deterioren.¿crees que una mano de aceite de linaza las protegería o aceite de teka porque este si que lo tengo en casa? Gracias un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Esta muy bien si, pero eso no es anea, es cuerda seagras.

    ResponderEliminar
  6. Esta muy bien si, pero eso no es anea, es cuerda seagras.

    ResponderEliminar
  7. Hola me estoy vviendo todos los trabajos de tu blog y me encantan son muy creativos y con muy buen gusto.
    Yo llevo poco tiempo con mi blog y con mi fanpage que se llama igual que el blog, funciona mejor.

    Este trabajo de la silla es alucinante yo tengo una igual y me inspira mucho tu trabajo.
    El enlace para hacerme fan de tu pagina no me funciona y no se como hacere seguidora de tu blog.
    Me encantaria que me salierA en mi blog una coleccion de blog que me gusta entre ellos el tuyo.
    Para teneros de referencia.

    ResponderEliminar
  8. PPonte en contacto conmigo si sabes como se hace lo que te explique del blog.
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amiga! Me alegra mucho que te guste el blog de Madera de Mindi y este trabajo de la silla de enea! Me hace muy feliz que te intereses por mis trabajos y estoy encantada!
      No se por que no funciona el enlace. Dejame que investigue y te digo, Ok?
      También estamos en Facebook en Madera de Mindi.
      En cuanto pueda echo un vistazo a tu blog que seguro que es alucinante!

      Eliminar
  9. Sonia ya soy seguidora de tu fanpage. Un placer conocer tus trabajos, animo a seguir con ellos😊😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga!! Nos serviremos de referencia mutuamente!!
      Seguimos en contacto!! ;) ;)

      Eliminar
  10. Hola Soni. Muchas gracias por compartir este paso a paso lo cual demuestra tu generosidad lo que no es habitual y digo esto porque como artesano aficionado en rattán paso muchas horas navegando buscando material de estudio y seguir aprendiendo este oficio tan bello que lamentablemente tiende a desaparecer y no siempre encontré profesionales o aficionados que compartan sus conocimientos. Me despido de ti, no si antes felicitarte por tu blog. Un saludo. Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jesús, creo que, como aficionados, es necesario que compartamos algunos de nuestros conocimientos y sobre todo en lo que se refiere a estos oficios que tristemente está desapareciendo poco a poco. Este en concreto, me recuerda a mis abuelos asi que mas bien es algo sentimental. Me gustaria ver tus trabajos en rattán que seguro que son alucinantes!
      Espero que te guste el blog y muchas gracias por tus palabras que me llenan de satisfacción.
      Un abrazo,

      Eliminar